viernes, 5 de abril de 2013

Veinticuatro horas en la vida de una mujer

Como suele decirse "éxito de crítica y público" para nuestra última lectura, Veinticuatro horas en la vida de una mujer, del escritor Stefan Zweig.
Felizmente recuperado en España por la editorial Acantilado, el magnífico autor vienés ha encontrado una cálida acogida en el club de lectura.
Conocisísimo y respetadísimo en vida en toda Europa, Zweig nos acerca aquí a la historia de una mujer que cometió una locura en su juventud y necesita redimirse.
El detonante para esta confesión es una discusión acalorada entre un grupo de veraneantes en un hotel ante el siguiente suceso: una de las mujeres que se hospedaban allí abandona súbitamente a su marido y sus hijos para irse con un atractivo joven que acaba de conocer. ¿Se trata de una mujer alocada y despreocupada? ¿O es posible que en apenas unas horas alguien encuentre el verdadero amor y por tanto se justifique el que uno sea coherente con los propios sentientos?

La prosa de Zweig, elegante y sobria en cada una de las páginas, acertadísima en cada elección, en cada descripción, en cada pensamiento, nos arrastra sin dejar que caiga la atención ni un minuto, en un torrente de sensaciones y sentimientos encontrados: los prejuicios, la falsedad, las apariencias... frente al amor, los impulsos y las situaciones incontrolables.

El pensamiento extremadamente libre de prejuicios, la profundidad psicológica, la intronspección en el alma humana, alejan a estor personajes de posibles simplismos o moralinas: la ordenada vida de una mujer respetable de clase media puede cambiar en 24 horas si las circunstancias así lo propician.
¿Podemos juzgar a los demás?

Todo esto lo encontramos en la breve pero magnífica novela con la que hemos inaugurado la primavera, un escritor, además, de exquisita sensibilidad para con las mujeres.

Para descargar la guía de lectura pinchad en las imágenes


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario