lunes, 10 de noviembre de 2014

Lecturas de octubre

El mes de octubre nos ha dado mucho de si: hemos leído dos novelas, hemos repartido la tercera y hemos tenido un encuentro con autora y una visita a una biblioteca espectacular. Nuestra primera novela, "La vida era eso", nos dio mucha conversación a pesar de que algunos reconocéis que no os apetece la temática del duelo. En la novela de Carmen Amoraga, ganadora del Premio Nadal, una mujer pierde a su marido y nos relata cómo supera las fases del duelo. En primer lugar recurre a las redes sociales, utilizando el facebook para comunicarse con amigos suyos, del matrimonio y con personas que están pasando por la misma situación. Esta escritura terapeútica está muy presente en la novela, así como los recuerdos, las reflexiones sobre la pareja, los celos, las imperfecciones de las relaciones amorosas, la amistad, la compasión, la vida, en definitiva. La vida de cada uno que, a través de Giuliana, se entiende como un ejercicio de superación personal, de las pequeñas heroicidades que nos impulsan a seguir hacia delante. Por eso, según la autora, es una novela optimista y vital.

La siguiente lectura, nada que ver: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. A la mayoría nos gustó muchísimo y nos sorprendió. Es cierto que no somos en general muy amigos del género epistolar, pero nos enamoramos de esta sociedad lectora tan peculiar. Una escritora inglesa contacta por casualidad con un grupo de lectores que se reunen periódicamente en un pequeño pueblo de una isla del Canal de la Mancha. Durante la II Guerra Mundial y la ocupación nazi, inventaron el grupo de lectura como excusa para burlar el toque de queda, y desde entoneces mantienen la costumbre, cada uno con sus manías y sus extravagancias. Narrada con una ironía genial, la novela (única de su autora, que falleció antes de verla publicada) es un alarde de imaginación, humor y ternura, y expone cómo las lecturas influyen en la vida de las personas, y cómo un libro, un autor, una tertulia literaria puede condicionar y modificar una existencia hasta entonces rutinaria.



Por cierto: las fotos del encuentro con Carmen Amoraga, la visita a la Biblioteca del Seminario y el resto de actividades del día 24 de octubre, día de la Biblioteca, están el en facebook: https://es-es.facebook.com/bibliotecascuenca



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario