jueves, 19 de febrero de 2015

Sueños en el umbral y Don de lenguas

Hemos leído dos novelas de dos mujeres, totalmente distintas en su estilo, temática y ambientación:
Sueños en el umbral, de la marroquí Fátima Mernissi y Don de lenguas, de la catalana afincada en Alemania, Rosa Ribas.

Sueños en el umbral es un libro de recuerdos de la infancia de la autora en su harén de fez. Es un libro de memorias, más que una novela, es decir, que en principio tiene más de realidad que de ficción. Pero cuenta tantas anécdotas, recrea tantos cuentos, que en realidad parece navegar entre los dos mundos, con el poder evocativo de Las mil y una noches. Es un puente tendido entre la cultura europea y la magrebí, entre las vivencias una niña y sus recuerdos de mujer adulta, una recreación de un mundo ya extinguido y que sin embargo no cambió tanto como las mujeres de su tiempo querían, o pensaban, o esperaban.






Don de Lenguas también parece caminar por la frontera: entre la novela negra y la histórica. En ella, las dos
mujeres protagonistas, una periodista novata y una eminente filóloga en paro, investigan en la Barcelona de los años 50 el asesinato de una viuda de la alta sociedad. La trama se va complicando mientras ellas dan tumbos entre la policía (un gran secundario, el inspector Castro), los otros periodistas, un primo abogado... nunca sabemos quién está de su parte y quién les entorpece, mientras la investigación apunta a hombres poderosos, en un ambiente hostil y corrupto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario