lunes, 16 de marzo de 2015

El cartero de Neruda

En nuestra última sesión, nos adentramos en la novela del autor chileno Antonio Skármeta, El cartero de Neruda. Se publicó en 1985, con el título de Ardiente paciencia y es la obra que le dio mayor fama. Fue llevada al cine por Michael Radford en 1994, con el título de "El cartero” y entonces varias editoriales empezaron a publicarlo bajo el nombre de El cartero de Neruda.

Es un relato inspirado en la realidad cotidiana, de personajes comunes y corrientes. La trama es muy original: hay un personaje inventado, Mario Jiménez, un joven de 17 años,  pescador que decide abandonar su oficio para convertirse en cartero de Isla Negra. Y un personaje real, o basado en una persona real, Pablo Neruda, que es el único habitante de la isla que recibe y envía correspondencia. La historia está ambientada en el período inmediatamente anterior al golpe militar de Pinochet, empieza en junio de 1969, hasta la muerte de Pablo Neruda, el 23 de septiembre de 1973.

De este hecho tan cotidiano del llevar el correo surge una estrecha relación de amistad entre los dos personajes, o más bien de maestro y pupilo, ya que en el cartero se despierta un nuevo interés por vivir algo diferente, aprender cosas nuevas y Pablo Neruda le habla de poesía y de literatura. En segundo lugar, también hay una historia de amor, porque Mario se enamora de Beatriz, la hija de los dueños de la hostería, pero se encuentra con la oposición de la madre de ella, y  es Pablo Neruda ayuda a Mario a convencer a la madre, que acaba cediendo. Y paralelamente, hay una trama que tiene que ver con la situación política del país, ya que Neruda se presenta como candidato al partido Unidad Nacional, puesto que cederá a Allende, quien posteriormente será nombrado presidente. Pablo Neruda, es nombrado embajador en París durante unos meses, y desde allí estará en contacto con Isla Negra y con Mario. La familia ve cómo Neruda, gana el Premio Nobel de Literatura por la televisión.

Aunque la historia es inventada, y aparentemente intrascendente, para Skármeta, también es muy importante el compromiso social de los escritores y por ello podemos ver referencias directas a la política chilena en la novela: el ascenso al poder de Allende y el golpe de estado en 1973 por parte de Pinochet. Hay que advertir que estos hechos funcionan más bien como telón de fondo de la trama, son acontecimientos que para él tuvieron un gran impacto su experiencia personal, el exilio, así que de alguna manera lo refleja en la novela.

Antonio Skármeta escribe con un estilo muy directo y que es muy fácil de leer. Es una vuelta al realismo (frente al realismo mágico de García Márquez) y no se encuentran preocupaciones existencialistas, como en las obras de Cortázar. Esta novela ilustra muy bien la tendencia literaria hacia la banalidad o, mejor dicho hacia una simplificación en el argumento, en la estructura…es  un relato lineal, sin saltos ni fragmentaciones, sin experimentación.

La conmovedora historia que imaginó Skármeta es una historia de amor y amistad, pero también homenaje a la poesía, a Neruda a los muchos miles de luchadores que dieron su vida por los más hermosos ideales de la, fraternidad entre los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario