viernes, 15 de enero de 2016

A flor de piel

Nuestra primera lectura  a la vuelta de las vacaciones de Navidad ha sido A flor de piel, de Javier Moro


Una novela histórica muy bien documentada y bien contada, con sencillez y atención al detalle. 

Todos coincidimos en que la novela tiene el interés de que el tema es desconocido por el público en general y además cuenta una hazaña médica impulsada y realizada por españoles: la implantación y extensión de la vacuna de la viruela en América a comienzos del S.XIX, cuando aún en muchos lugares se recelaba de este remedio.  

También coincidimos en que está bien ambientada, podemos hacernos una idea muy clara y muy concisa de cómo se vivía en España a finales del s. XVIII, en todos los espacios que nos va describiendo: una pequeña aldea gallega, La Coruña, Madrid... y en cada ciudad y pueblo de las colonias españolas en América a las que llegan los expedicionarios.

Salió a relucir el dilema moral sobre si usar a niños es lícito moralmente, además niños huérfanos, sin protección, por bien de la ciencia: casi todos estuvimos de acuerdo en que aunque ahora parece una barbaridad, en esa época seguramente era la única opción y desgraciadamente, los niños tenían un futuro muy oscuro en el hospicio... muchos de ellos por lo menos mejoraron su situación tras el viaje.

Y la otra gran pregunta sin responder: ¿premia la Historia el sacrificio de tantos hombres entregados a una causa justa, filantrópica, desinteresada...? En principio parece que no, ya que apenas se sabe nada de estos personajes fuera del ámbito médico o científico.


La novela también introduce tramas secundarias, amores o discusiones entre los miembros de la misión, sobre todo entre Isabel, Balmis y el médico que nombran de subdirector, Josep Salvany, de un carácter mucho más conciliador y pacífico que el jefe.

También comentamos el tema de la mujer, la gran protagonista, Isabel Zendal, con apenas 24 años se embarcó de una manera muy valiente en una misión quizás para redimirse, quizás demasiado torturada por un sentimiento de culpa impuesto injustamente por la sociedad que no abandona sus prejuicios.

Aunque dos o tres de nuestros participantes encontraron la trama algo repetitiva, por la exhaustividad con la que está contado el viaje y sus pormenores, en general la novela gustó mucho y nos pareció fácil de leer, y sobre todo muy bien documentada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade tu comentario